<Amparo Chinchilla Rivera. Artista y cultivadora de la creatividad.

 

Primavera 2022

Mis batidos emocionantes

Las emociones no suelen venir de una en una, ordenadamente y con cita previa. En mi caso suele ser algo mucho más volcánico que muchas veces me pilla desprevenida y me cuesta reconocer hasta que llegan a una alta intensidad.

A partir de un reto creativo que me propuso María José en su Escuela de imaginación surge mi lista de Batidos Emocionantes que me ayudan a identificar mis grupúsculos de emociones personalizadas.

Imagen de mi tomando un batido

Friedocupambre: Es la combinación de miedo, frío, preocupación y hambre que producen una sensación de vacío interior y desprotección.

Como ayuda para atravesar estas emociones se recomienda un caldito caliente o infusión que reconforta por dentro y por fuera.

El salto de la emoción: Es cuando nos encontramos con un montón de emociones de todo tipo y no nos da tiempo, ni reconocerlas, ni a colocarlas.

Inquiestoff:Es cuando tengo sensación de inquietud y frustración porque tengo ganas de hacer cosas que habitualmente me motivan y me siento con menos energía de la necesaria para hacerlas.

Saltoaterrizante: Es cuando estoy alegre y entusiasmada, con muchas ganas de saltar mi alegría y tengo que reprimir esos movimientos hasta estar en un sitio más adecuado porque me encuentro en un lugar o situación donde no puedo hacer esos aspavientos que me apetecen.

Por ejemplo cuando me dan la noticia de que van a venir amigos con los que llevo tiempo queriendo estar y me encuentro en una reunión donde hay que guardar silencio o en un funeral.

Respedidas: Son despedidas respetuosas. En estas ocasiones ocurre que puedes sentir mucha pena, dolor y tristeza por separarte de alguien con quien has disfrutado mucho en el compartir y a la vez sientes agradecimiento por todo lo vivido y respeto por los finales de los ciclos.

Suele ocurrir con amigos y amigas íntimas de las que te separas. También con parejas, grupos de gente con los que compartes clases o proyectos, familia que solo ves en vacaciones, etc.

¿Te identificas con alguno? ¿Se te ocurre a ti algún batido emocionante que te apetezca compartir?

¡Un abrazo y sed felices!

......................................................................................................

Verano 2020

Verano raro

Para este verano habíamos preparado desde el pasado año viajar a Londres a finales de Julio. Después de muchos altibajos, que si ahora sí, que si luego no, que vamos a esperar un poco que siempre estamos a tiempo de cancelar…

A cinco días de tomar el avión imponen la cuarentena para los que viajan a Reino unido y nos quedamos en tierra, con un montón de emociones que gestionar.

Creo que estuve un par de días en shock.¡Tanta energía puesta en un asunto que no sucede! Simplemente vi como se iban deshaciendo las expectativas que había creado en mi imaginación y daban paso a otras que se construían muy lentamente, como el la peli de “Origen”.

Hemos cambiado Londres por Ondres, un pueblecito del sur de Francia por el que pasamos ayer para ir a un parque acuático, muy cerquita de aquí, del País Vasco. Cuando pasamos por su pequeña iglesia puntiaguda e hicimos referencia al Big Ben, surgió la risa sanadora.

Yo llevo así toda la primavera y verano, gestionando mis emociones. Pase lo que pase, me parece que la vida ocurre de forma trepidante y lo que trato es de encontrarme lo más a gusto posible en esta tremenda incertidumbre.

 

Foto del balcón desde el que escribo estaas lineas.

 

Ahora mis pensamientos sobre mis planes futuros tienen este aspecto:

¿Que pasará en Septiembre?

¿Mis hijos irán al cole?

¿Que tiempo tendré para dedicar a mis proyectos profesionales?

¿Y mis clientes? Habrá que ajustar mejor y más concretamente los horarios según las necesidades mutuas.

¿Las semanas seguirán teniendo siete días?

¿Pasaremos el finde a los martes y miércoles porque nos viene mejor?

¿Cómo es posible que nos llamen la atención por ir sin mascarilla por la calle para respirar y no te digan nada si vas fumando?

¿Será este, por fin, el momento adecuado de legalizar la marihuana, aprovechando que está ahora mejor visto fumar que respirar?

Bueno, pues para todo esto y mucho más que mi mente inquieta va divagando, la única respuesta que ahora mismo tengo es :

¡No lo sé! Y acostumbrarme a ella disfrutando de la vida es mi mayor reto.

Para conseguirlo voy nutriéndome de mis particulares pequeños placeres. Uno de mis favoritos es conducir con las ventanillas entre abiertas, los pelos al viento y cantar a voz en grito el “I want to break free” de Queen. ¡Esto me resulta súper liberador!

Y vosotras, vosotros ¿que tal lleváis el verano? ¿Cuales son vuestros pequeños placeres favoritos?

¡Un abrazo y sed felices!

......................................................................................................

Primavera 2020

Desde el balcón

Bienvenida primavera del 2020. Aunque parezca que estamos viviendo una de esas historias paranormales de Stephen king. Bienvenida tu también que nos alegras con tus colores, tu calidez y el sonido de los pájaros que este año estoy apreciando especialmente.

Hoy escribo estas letras desde mi balcón. El sol brilla, el cielo está muy despejado y la temperatura es agradable. Es uno de esos días maravillosos en los que decidiríamos ir a dar una vuelta por la naturaleza.

Antes de esta época de confinamiento, nunca me había instalado aquí con el portátil, siempre escribía dentro y luego me iba a pasear. Estos nuevos hábitos que estoy adquiriendo, esta nueva manera de ver mi casa, a mi familia y a mi misma, aunque a veces me remueva mucho, me está gustando.

 

Foto del balcón desde el que escribo estaas lineas.

 

Mis hijos están jugando por la casa inventándose historias mientras las interpretan. A ratos van en pijama, a ratos se lo quitan, a ratos aparecen disfrazados, a ratos riendo y a ratos llorando. Llevan así un mes.

Ayer, pensando en que sería bueno que se despejaran un poco les ofrecí acompañarme a un recado rápido y me dijeron que si no iban a ir a un parque, preferían no salir. Ellos disfrutan de cada momento, de cada situación, se adaptan a todo y en todo momento están conectados con su esencia, con su creatividad, con sus necesidades, con sus emociones. Son mis súper héroes. Yo de mayor quiero ser como ellos.

Por aquí, el padre de familia sigue trabajando y sus horarios y turnos habitualmente locos y a contra corriente nos hacen, en esta extraña vivencia, un ancla a la normalidad.

Yo por mi parte siempre tengo un montón de frentes abiertos, así que laboralmente estoy muy entretenida y además ahora leo un poco más, escribo un poco más y paso más rato en familia con juegos de mesa, viendo la serie “Strangers Things” y otras obras algo más antiguas como la saga de “Regreso al futuro”.

También he tenido un par de viajes a las profundidades de mi sombra, de las que he salido algo más fuerte y conocedora de mi misma. Hemos atravesado varios conflictos de convivencia, y hemos hecho varias limpiezas de sitios recónditos de nuestro hogar y de nosotros mismos.

Así estamos pasando esto curiosa primavera. Espero que vuestro viaje hacia adentro sea bueno y fructífero.

 

Mandalas

Una buena manera de canalizar emociones son los mándalas. Está bien la técnica de pintar los que ya están dibujados, pero yo os recomiendo más dibujarlos vosotros mismos. Se crea un bonito momento meditativo y además salen obras muy bonitas de caprichosas formas directas desde nuestro interior.

Aquí os dejo una muestra de algunas que me han salido a mi.

Foto del balcón desde el que escribo estaas lineas.

Foto del balcón desde el que escribo estaas lineas.

¡Un abrazo y sed felices!

.....................................................................................................

Otoño 2018

La bienvenida al otoño

Desde la cima del Buruntza, en la estación de la caída de las hojas y del recogimiento, suelto lo viejo, para quedarme a gusto en el vacío y dejar espacio a los nuevos brotes que, seguro, vendrán y volverán a florecer.


 

Los cuatro TRUCOS QUE MÁS ME FUNCIONAN

PARA CRECER COMO ARTISTA

Hoy quiero compartir con vosotros unos trucos que me vienen bien a la hora de enfocar mis proyectos.

Con ellos consigo que mis creaciones vayan tomando forma de una manera fluida y disfrutar de cada proceso creativo.

1. CONOCERME

Cuando prestamos atención a cómo somos, a cómo funcionamos por inercia, sin pensarlo, nos damos cuenta de cómo tendemos a gestionar nuestros pensamientos y en consecuencia, actuamos.

En mi caso, observándome, me di cuenta de que, cuando me planteo crear algo, me encanta abrir muchos frentes a la vez.

Lo hago así porque eso me permite dar rienda suelta a mi creatividad, en la imaginación, durante más tiempo y cuando ya estoy materializando los proyectos, me permite ir de un proceso creativo a otro como si se tratara de un baile.

Mientras un proyecto va tomando forma y necesita, por lo que sea, un tiempo para asentarse, en ese espacio, retomo otro que ya he empezado y continuo creando. ¡Esto lo disfruto un montón!

También me di cuenta, de que, en ocasiones, si tengo abiertos muchos proyectos a la vez, hay un momento en el que tanto estrés me satura y me bloqueo.

Esto he aprendido a solucionarlo con el siguiente truco.


2. ADQUIRIR BUENOS HÁBITOS PARA REFORZAR LO QUE ME CUESTA


Al darnos cuenta de cómo solemos actuar podemos disfrutar de lo que nos gusta y se nos da bien y reforzar aquello que nos resulta más complicado, para realizarlo sin esfuerzo.

Al prestar atención a mi forma inconsciente de funcionar, me di cuenta de que mi mente va mucho más deprisa inventando e imaginando, que la capacidad que luego tengo para materializar esas ideas.

Con lo cual, como os he dicho en el truco anterior, en ocasiones, llegaba un momento de bloqueo por tantas ideas, todas juntas queriendo pasar como por un embudo y sin tener espacio para todas. Aquello se desbordaba y yo, me sentía mal.

Lo he conseguido solucionar tomando nuevos y buenos hábitos que me solucionan mis momentos de bloqueo.

Por ejemplo, ahora llevo una lista de tareas en la que voy apuntando todas las ideas creativas que se me ocurren. Cuando se me vuelve a ocurrir algo, voy a la lista y retoco la idea.

También voy cambiando las prioridades según el momento presente y además me he comprometido conmigo misma a ir terminando los proyectos en proceso cuando veo que la lista de ideas va aumentando.

Al principio me resultó un poco duro poner estos hábitos en práctica. Mi tendencia natural se resistía, pero en poco tiempo, los he integrado en mi vida y ahora me va de maravilla.

Tengo todo mucho más ordenado en mis cuadernos y eso hace que lo tenga más ordenado en mi cabeza. Ahora fluyo mejor con mis ideas creativas y en los procesos para llevarlas a cabo.


3. NUTRIRME DE LO QUE ME RODEA


Me encanta disfrutar del arte de los demás, compartir y colaborar con otros artistas y aprender de otros que ya han andado antes un camino por el que yo ahora voy transitando.

Estos son libros que a mi me han nutrido mucho:

El diario creativo de Lucia Cappachione

Me parece una estupenda herramienta para descubrirse a una misma. Es un libro que está lleno de ejercicios para descubrir cómo somos en nuestro interior utilizando nuestra creatividad para despertarla y potenciarla.

Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro de Betty Edwards

Cuando este libro llegó a mis manos, yo pensaba que esto de dibujar era un don reservado solo para algunas y algunos afortunados.

Me tomé mi tiempo para hacer los ejercicios que vienen en el libro. Tardé bastante. Incluso paré durante dos años y lo volví a retomar al tiempo hasta terminarlo. Aunque para entonces ya me había servido lo anterior y ya sabía dibujar.

Desde el primer ejercicio empecé a cambiar mi manera de mirar y en consecuencia mi manera de dibujar.

Betty nos explica cómo poner consciencia en la conexión con el lado derecho del cerebro que es el que sabe dibujar.

El camino del artista de Julia Cameron

A través de doce lecciones, Julia nos muestra un camino hacia nuestro interior y la creatividad que todos llevamos dentro.

A mi, personalmente me ha ayudado a descubrir cuales son mis miedos y cuales son mis dones. Con esta información voy mucho más a gusto y más segura de mi misma por la vida.


4. SOLTAR TODO LO APRENDIDO Y SEGUIR MI INTUICIÓN


Me gusta mucho investigar sobre los temas que me interesan, aprender y zambullirme en un montón de información...

Preguntarme, cómo se hace esto o qué técnicas se utilizan para hacer lo otro.

Llega un momento en que tanta información me satura y lo que realmente me funciona es soltar manuales y directrices ajenos y seguir simplemente mi intuición.

Mis mejores creaciones han surgido así.


¡Un abrazo y sed felices!

 

 

subir