Otoño 2018

 

La bienvenida al otoño

Desde la cima del Buruntza, en la estación de la caída de las hojas y del recogimiento, suelto lo viejo, para quedarme a gusto en el vacío y dejar espacio a los nuevos brotes que, seguro, vendrán y volverán a florecer.


 

TRUCOS QUE MÁS ME FUNCIONAN

PARA CRECER COMO ARTISTA

Hoy quiero compartir con vosotros unos trucos que me vienen bien a la hora de enfocar mis proyectos.

Con ellos consigo que mis creaciones vayan tomando forma de una manera fluida y disfrutar de cada proceso creativo.

1. CONOCERME

Cuando prestamos atención a cómo somos, a cómo funcionamos por inercia, sin pensarlo, nos damos cuenta de cómo tendemos a gestionar nuestros pensamientos y en consecuencia, actuamos.

En mi caso, observándome, me di cuenta de que, cuando me planteo crear algo, me encanta abrir muchos frentes a la vez.

Lo hago así porque eso me permite dar rienda suelta a mi creatividad, en la imaginación, durante más tiempo y cuando ya estoy materializando los proyectos, me permite ir de un proceso creativo a otro como si se tratara de un baile.

Mientras un proyecto va tomando forma y necesita, por lo que sea, un tiempo para asentarse, en ese espacio, retomo otro que ya he empezado y continuo creando. ¡Esto lo disfruto un montón!

También me di cuenta, de que, en ocasiones, si tengo abiertos muchos proyectos a la vez, hay un momento en el que tanto estrés me satura y me bloqueo.

Esto he aprendido a solucionarlo con el siguiente truco.


2. ADQUIRIR BUENOS HÁBITOS PARA REFORZAR LO QUE ME CUESTA


Al darnos cuenta de cómo solemos actuar podemos disfrutar de lo que nos gusta y se nos da bien y reforzar aquello que nos resulta más complicado, para realizarlo sin esfuerzo.

Al prestar atención a mi forma inconsciente de funcionar, me di cuenta de que mi mente va mucho más deprisa inventando e imaginando, que la capacidad que luego tengo para materializar esas ideas.

Con lo cual, como os he dicho en el truco anterior, en ocasiones, llegaba un momento de bloqueo por tantas ideas, todas juntas queriendo pasar como por un embudo y sin tener espacio para todas. Aquello se desbordaba y yo, me sentía mal.

Lo he conseguido solucionar tomando nuevos y buenos hábitos que me solucionan mis momentos de bloqueo.

Por ejemplo, ahora llevo una lista de tareas en la que voy apuntando todas las ideas creativas que se me ocurren. Cuando se me vuelve a ocurrir algo, voy a la lista y retoco la idea.

También voy cambiando las prioridades según el momento presente y además me he comprometido conmigo misma a ir terminando los proyectos en proceso cuando veo que la lista de ideas va aumentando.

Al principio me resultó un poco duro poner estos hábitos en práctica. Mi tendencia natural se resistía, pero en poco tiempo, los he integrado en mi vida y ahora me va de maravilla.

Tengo todo mucho más ordenado en mis cuadernos y eso hace que lo tenga más ordenado en mi cabeza. Ahora fluyo mejor con mis ideas creativas y en los procesos para llevarlas a cabo.


3. NUTRIRME DE LO QUE ME RODEA


Me encanta disfrutar del arte de los demás, compartir y colaborar con otros artistas y aprender de otros que ya han andado antes un camino por el que yo ahora voy transitando.

Estos son libros que a mi me han nutrido mucho:

El diario creativo de Lucia Cappachione

Me parece una estupenda herramienta para descubrirse a una misma. Es un libro que está lleno de ejercicios para descubrir cómo somos en nuestro interior utilizando nuestra creatividad para despertarla y potenciarla.

Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro de Betty Edwards

Cuando este libro llegó a mis manos, yo pensaba que esto de dibujar era un don reservado solo para algunas y algunos afortunados.

Me tomé mi tiempo para hacer los ejercicios que vienen en el libro. Tardé bastante. Incluso paré durante dos años y lo volví a retomar al tiempo hasta terminarlo. Aunque para entonces ya me había servido lo anterior y ya sabía dibujar.

Desde el primer ejercicio empecé a cambiar mi manera de mirar y en consecuencia mi manera de dibujar.

Betty nos explica cómo poner consciencia en la conexión con el lado derecho del cerebro que es el que sabe dibujar.

El camino del artista de Julia Cameron

A través de doce lecciones, Julia nos muestra un camino hacia nuestro interior y la creatividad que todos llevamos dentro.

A mi, personalmente me ha ayudado a descubrir cuales son mis miedos y cuales son mis dones. Con esta información voy mucho más a gusto y más segura de mi misma por la vida.


4. SOLTAR TODO LO APRENDIDO Y SEGUIR MI INTUICIÓN


Me gusta mucho investigar sobre los temas que me interesan, aprender y zambullirme en un montón de información...

Preguntarme, cómo se hace esto o qué técnicas se utilizan para hacer lo otro.

Llega un momento en que tanta información me satura y lo que realmente me funciona es soltar manuales y directrices ajenos y seguir simplemente mi intuición.

Mis mejores creaciones han surgido así.


¡Sed felices!

 

 


Edidiones anteriores

Verano 2018
Invierno 2017/2018
Invierno 2016/2017
Verano 2016
Invierno 2015
Invierno 2013/2014
Invierno 2012/2013
Invierno 2011/2012
Otoño 2011
Verano 2011
Otoño 2010
Verano 2010
Primavera 2010
Invierno 2009/2010

subir